martes, 20 de diciembre de 2016

Hoy, mañana y todos los días.


Ojalá estés escuchando esto sin que nada te duela, ni en el cuerpo, ni en el alma.
Ojalá te hayas emocionado alguna vez este año, aunque solo haya sido una y ojalá vuelvas a hacerlo pronto.
Ojalá tengas un trabajo que no te atrevas a llamarlo así de lo bien que te lo pasas haciéndolo y que tengas un aprendiz, alguien que quiera ser como tú y no por lo que tienes si no por lo que eres capaz de hacer.
Ojalá no desees jubilarte jamás.
Ojalá te esperen en casa para preguntarte que tal te ha ido el día.
Ojalá que tengas un sitio que decidas volver y lo puedas llamar hogar.
Ojalá tengas a alguien a quien poder llamar cada vez que aterrizas aunque sólo sea para decirle que estás bien y a alguien a quien poder decirle "Acércame a un hospital".
Ojalá te amen como amas tú.
Ojalá sientas que aún tienes tanto por hacer.
Ojalá rompas muchos planes propios y ajenos.
Ojalá que improvises y ojalá que te sorprendan todos para bien.
Ojalá que te superen los que suben que hay que ver como suben y ojalá te sientas tan orgulloso de ellos como ellos algún día de ti.
Ojalá pierdas la cabeza por no perder la esperanza.
Ojalá se pongan a trabajar de una puñetera vez lo que siempre tanto hablan y ojalá nos dejen vivir en paz.
Ojalá que no solo tus deseos se cumplan si no que se actualicen.
Ojalá que sonrías cada vez que recuerdes y ojalá que también lo hagas cuando pienses en lo que está por venir.
Ojalá te mantengas siempre con la edad de tus sueños.
Y si me lo permites ojalá que algún día dejen de existir los ojalás.
Y si me lo permites ojalá algún día volvamos todos al rincón.

Risto Mejide

martes, 1 de noviembre de 2016

El amor, como todos sabemos, es cosa de uno.


“¿Sabes qué es lo peor de que alguien rompa contigo? Que se te ha olvidado lo poco que pensabas en las personas que tú has abandonado y te das cuenta de que ahora esa persona piensa poquísimo en ti. 
Te gustaría pensar que estáis sufriendo los dos, pero el otro dice: Oye, ¡por fin te has largado!”. 

('Antes del amanecer'; Richard Linklater, 1995)

miércoles, 26 de octubre de 2016

Visto en Facebook.

Qué guapa estás cuando no te das por vencida. Cuando te quitas los miedos y te dejas llevar. Qué guapa estás cuando dejas atrás lo que pasó, para centrarte en lo que está pasando. Cuando te haces valer, y no dejas que te quieran menos de lo que mereces. Qué guapa estás cuando sueñas y sales ahí fuera a cumplir tus sueños. Cuando sabes que no existe nada imposible. Qué guapa estás cuando eres fuerte. Cuando te levantas después de cada caída, cuando cambias de piedra porque ésa ya está harta de ti. Y tú de ella. Qué guapa estás cuando aprendes, cuando sabes lo que vales, lo que mereces.
Y cuando me quieres también estás guapa.
Pero es que, cuando te quieres a ti, estás que lo flipas.

martes, 4 de octubre de 2016

¡Qué mal nos queremos!

Y así no es de extrañar que haya gente que se quiera tan flojo. Nos enamoramos y hacemos ver que nos da igual. Vayamos poquito a poco, no te vaya a soltar un te quiero demasiado pronto, no nos vayamos a precipitar. Como si esto que te sale del corazón fuese agua del grifo.
Ahora lo caliento, ahora lo enfrío.
Ahora le doy a chorro. Ahora gotita a gotita y no más.

Uno no elige cuándo ni de quien se enamora, como tampoco se puede elegir la velocidad.

Risto Mejide

Escandar Algeet

Tengo demasiadas guerras en mi vida como para que el amor sea una de ellas.
No se lucha por amor,
se lucha con.


La historia de mi vida

"A mí me gusta comer de verdad, beber de verdad, besar de verdad, charlar con los amigos de verdad, enamorarme de verdad y cuando pones tanto en todas esas cosas, lo más normal es que salgas lleno de cicatrices."
- Joaquín Sabina

miércoles, 28 de septiembre de 2016

El amor tiene dos caras

"La cuestión final es: ¿por qué la gente busca el amor cuando este tiene una caducidad limitada y puede ser aniquilador?
[...]

Yo creo que es porque, como algunos de vosotros ya sabéis, mientras dura, te sientes de puta madre."